Share |

» Menores

Salud y Bienestar Social decreta 111 medidas para la protección de menores en desamparo en Almería

04 de Abril de 2013 12:19h

Se ha producido un descenso de cerca de un 30% en las medidas de protección establecidas

El delegado ha hecho balance sobre el servicio de menores
El delegado ha hecho balance sobre el servicio de menores

ALMERÍA.- El Servicio de Protección de Menores de la Delegación Territorial de Salud y Bienestar Social en Almería ha decretado 111 medidas para la protección de menores en situación de desamparo a lo largo de 2012. Es cifra supone un descenso del 29,1% con respecto al año anterior, en el que se decretaron 158 medidas de protección. Esta reducción se debe en gran medida al trabajo previo de prevención realizado a través de recursos como los Equipos de Tratamiento Familiar.

Entre enero y diciembre de 2012 el Servicio de Protección de Menores ha iniciado el estudio de 664 nuevos casos, lo que supone un 20% menos que en 2011. La mayoría de estos casos han sido derivados desde la Fiscalía de Menores (249) o los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado (105). En otras ocasiones se inicia el estudio de la situación del menor tras la notificación de los servicios sociales, los órganos judiciales, el sistema sanitario, el entorno familiar y vecinal, el ámbito educativo o tras una denuncia al Teléfono del Menor. Más de un centenar de esos casos (103) han sido archivados sin apertura de expediente y en 131 ocasiones se han derivado las diligencias a otras instituciones, para su estudio o gestión.

Actualmente hay en la provincia un total de 515 menores dentro del sistema de protección. Durante el último año se ha producido el cese de 94 tutelas, bien porque el menor ha alcanzado la mayoría de edad, bien porque éste se ha reintegrado en su núcleo familiar.

 Equipos de Tratamiento Familiar

El Programa de Tratamiento a Familias con Menores tiene un carácter eminentemente preventivo y una doble finalidad: por un lado, evitar la adopción de medidas de protección, que conlleven la separación del menor de su familia y por otro, promover en aquellos casos en los que sea posible, la reunificación familiar de aquellos menores respecto de los que, con anterioridad, se adoptó una medida de protección

Se trata de un programa de intervención específica, especializada y temporal, con las familias con hijos menores. A través de él se pretende mitigar los factores de riesgo que pudieran desembocar en una separación del menor de su familia, así como capacitar a la familia para dar una correcta atención a sus hijos y que aprendan a funcionar de manera autónoma y adecuada. Igualmente, en aquellos casos en los que se hayan decretado medidas previas de protección, se trata de ofrecer a la familia las habilidades y recursos técnicos necesarios para superar la situación de crisis que dio lugar a la separación.

El programa se lleva a cabo a través de equipos técnicos interdisciplinares, compuestos por psicólogos, trabajadores sociales y educadores, e integrados orgánica y funcionalmente en la estructura de los Servicios Sociales Comunitarios. En Almería trabajan doce equipos: cinco desarrollan su labor a través de la Diputación Provincial de Almería y atienden a las familias de los municipios de menos de 20.000 habitantes, otros dos trabajan en Almería capital y los cinco restantes en las localidades de Adra, El Ejido, Níjar, Roquetas de Mar y Vícar.

Estos equipos constituyen la puerta de entrada al Sistema de Atención a la Infancia e intervienen coordinados con los Servicios de Protección de la Consejería de Salud y Bienestar Social, así como con los servicios educativos, sanitarios, los cuerpos y fuerzas de seguridad y el sistema judicial. Durante 2012, han atendido a 951 menores y han trabajado con 422 familias de toda la provincia.

 Acogimiento familiar

Cuando se decreta el desamparo de un menor, éste pasa a ser atendido a través de los distintos sistemas de acogimiento familiar y residencial. La Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño reconoce a la familia como un derecho fundamental de todos los niños y niñas. Y aunque hoy en día las estructuras familiares son cada vez más diversas y complejas, la familia en sus diferentes formas sigue siendo para los niños y niñas un espacio acogedor, cercano e íntimo, donde puede desarrollar su identidad y sentir la pertenencia a un grupo. Por ello, siempre que es posible se prefiere el acogimiento familiar del menor y desde la Consejería de Salud y Bienestar Social se trabaja activamente por potenciar esta alternativa, frente a los centros residenciales.

El acogimiento familiar es una medida complementaria y no tiene como objetivo la sustitución de la familia de origen del menor, como ocurren en el caso de la adopción. Para hacerla posible es imprescindible el compromiso social, la voluntariedad, colaboración, altruismo y solidaridad de las familias acogedoras.

El acogimiento familiar presenta diversas modalidades. En función del núcleo en el que se produce, puede ser acogimiento en familia extensa, cuando existe una relación de consaguinidad o afinidad de hasta tercer grado con el menor y los solicitantes del acogimiento; o en familia ajena, cuando no existen lazos de parentesco entre el niño y quienes le acogen.

Teniendo en cuenta la duración y las necesidades del menor, el acogimiento puede ser ‘familiar simple’, ‘familiar de urgencia’, ‘familiar permanente’ o ‘acogimiento familiar con carácter profesionalizado’. El primero tiene una duración de entre uno y dos años y se realiza cuando está previsto que el niño o niña vuelva con su familia o pase a una medida de protección más estable, siendo aconsejable que exista una continuidad en las relaciones con su familia biológica.

El acogimiento familiar de urgencia es una modalidad del anterior, en la que se trata de dar respuesta a situaciones de emergencia, que requieren una separación inmediata del menor de su núcleo familiar y se pretende evitar su paso por un centro residencial. Es exclusivo para menores de entre 0 y 6 años y suele tener una duración máxima de seis meses.

El acogimiento familiar permanente se lleva a cabo cuando no está previsto que el niño vuelva con su familia de origen y por ello es necesaria una mayor estabilidad. Se lleva a cabo por tiempo indefinido y en muchos casos se prolonga hasta que el menor alcanza la mayoría de edad o se emancipa. Y el acogimiento familiar con carácter profesionalizado está destinado a menores con necesidades especiales (mayores de 7 años, grupos de hermanos, afectados por alguna discapacidad, etc), que requieren para su atención de familias con experiencia y formación.

Finalmente, atendiendo a la forma de constitución, el acogimiento puede ser administrativo, que se formaliza por parte de la Administración Pública cuando hay consentimiento expreso de los padres o tutores o judicial, cuando ha de ser constituido por el órgano judicial competente, por no existir consentimiento de los padres.

A final de 2012, un total de 276 menores se encontraban en acogimiento familiar en la provincia de Almería. De ellos, 158 son acogidos en su familia extensa y 118 son acogidos por familias ajenas. La mayoría de estos acogimientos, 159, se han constituido por decisión administrativa y en 72 casos se trataba de medidas decretadas por la autoridad judicial, 45 de ellos a propuesta de los servicios de protección.

Durante el pasado año se produjo el cese de 90 acogimientos familiares. En la mayoría de los casos (52) la finalización se produjo tras la adopción de otras medidas de protección. En otros 17 casos los menores fueron adoptados, en una veintena alcanzaron la mayoría de edad y en una ocasión se reintegraron en su núcleo familiar.

Cuando por diversas circunstancia no es posible el acogimiento familiar, los menores bajo tutela de la administración son atendidos en centros residenciales. En la provincia de Almería existen 28 de estos centros, dos de ellos propios y 26 gestionados con conciertos a través de distintas organizaciones. A lo largo del último año 435 menores han ingresados en alguno de estos centros, mientras que otros 394 han causado baja en alguno de estos recursos asistenciales. A 31 de diciembre, 304 niños y jóvenes se encontraban en acogimiento residencial.

 Adopciones

En 2012 se han formalizado en la provincia de Almería 14 adopciones nacionales y 10 internacionales. En el caso de esta última modalidad, los niños adoptados provenían de China (3), Etiopía (2), Rusia (2), Malí (1), India (1) y Costa de Marfil (1).

El Servicio de Protección de Menores de Almería ha recibido 50 nuevas solicitudes para adopciones nacionales y 26 para adopciones internacionales, emitiéndose 91 informes psicosociales, necesarios para tramitar el proceso de adopción en ambas modalidades.

Videos


Comentarios

blog comments powered by Disqus

Noticias más comentadas

Powered by Disqus

Servicios

servicios - rss RSS Lea teleprensa desde su cliente RSS

servicios - cursos y masters Cursos y Masters Encuentre el curso que necesita

servicios - farmacias Farmacias Encuentre las farmacias de guardia

servicios - callejero Callejero Encuentre la dirección que busca

servicios - tráfico Tráfico Información del tráfico

servicios - cartelera Cartelera Últimos estrenos

servicios - guia tv Guía TV Programación de televisión

El tiempo

Tiempo Almería

Haz una donación

Colabora con teleprensa.es

Las noticias en tu email

diario digital